Home Historia TPMS
Historia TPMS

Historia de TPMS

 

La presión de la llanta tiene un impacto significativo en la seguridad del vehículo. Originalmente, TPMS se introdujo en el mercado Europeo en los años ‘80. Inicialmente, esta característica solo estaba disponible para vehículos de lujo. El primer vehículo equipado con tecnología TPMS fue el Porsche 959 en 1986. Luego, otros fabricantes empezaron a seguir esta tendencia con la introducción de esta tecnología por parte de Peugeot en el Peugeot 607 en 1999. Más adelante en el año 2000, el Laguna II de Renault se convirtió en el primer vehículo de pasajeros tamaño medio de alto volumen con la tecnología TPMS integrada de forma estándar. 


La Legislación TREAD

 

A finales de los ‘90 se produjo un alto índice de accidentes fatales en ciertos modelos de SUV equipados con llantas Firestone, incluyendo el Ford Explorer y el Mercury Mountaineer. Más de 250 muertes y 3,000 heridos estaban vinculados a una separación del piso en el neumático implicando la ruptura  del mismo, causando severos accidentes. Este incidente dio lugar a la promulgación de la Ley TREAD (Transportation Recall Enhancement, Accountability and Documentation) en el año 2000 para aumentar la seguridad de los conductores en la carretera. Los mandatos de la legislación exigen que todos los vehículos de motor ligeros de menos de 10,000 libras deben ser equipados con la tecnología TPMS. La implementación de esta ley inició en Octubre del 2005 con una cobertura del 20% de los vehículos nuevos, y alcanzó el 100% para todos los vehículos modelo año 2008. Una ley similar también ha sido aprobada en la Unión Europea, la cual requiere que todos los nuevos vehículos de pasajeros estén equipados con la tecnología TPMS a partir del 1ro de Noviembre del año 2014.


Seguridad Vehicular
 

El inflar apropiadamente las llantas es esencial para la seguridad del vehículo. Una encuesta nacional realizada por la Asociación de Fabricantes de Caucho (RMA) encontró que sólo uno de cada seis conductores en Estados Unidos revisa regularmente la presión de las llantas. Esta es una estadística alarmante dado los peligros de conducir con llantas con niveles de presión por debajo de los recomendados.La NHTSA estima que el número de accidentes relacionados con desperfectos de las llantas se va a reducir drásticamente en los vehículos de pasajeros equipados con TPMS. Estos sistemas están diseñados para advertir a los conductores cuando las llantas están por debajo de los niveles de presión recomendados, para que se pueden tomar las medidas apropiadas.

Un sistema de control de presión de aire (TPMS según sus siglas en inglés), está compuesto por sensores localizados en cada neumático para medir los niveles de presión de aire. Una alerta en el tablero del vehículo se enciende cuando los niveles de presión de aire caen por debajo del recomendado en cualquiera de las llantas del vehículo.

TPMS está diseñado como una medida de seguridad para alertar a los conductores, y así asegurar que los neumáticos cuenten con el nivel de presión adecuado. La importancia de estos sistemas no se puede enfatizar lo suficiente.

Neumáticos con niveles de presión por debajo de lo recomendado:
‧Afectan la capacidad de conducción del vehículo
‧Conllevan a un desgaste prematuro de los neumáticos
‧Reducen el rendimiento del combustible
‧Son más propensos a estallar

Registros de la Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA según siglas en inglés) estiman que  11,000 accidentes vehiculares ocurren cada año como resultado directo de fallas en los neumáticos. Es por esto, que los sistemas TPMS ahora son requeridos en Estados Unidos y la Unión Europea.